Desde Alemania, la marca coreana desarrolla sus máquinas del Rally Mundial y potenciará su futura gama de modelos deportivos, que se reconocerán por la letra N . Esta semana arranca el Rally de Argentina y uno de los equipos animadores de esta fecha será el Hyundai Motorsport. Y unos días antes de embarcar las unidades y los equipos para nuestro país, De Autos tuvo la posibilidad de recorrer y conocer las instalaciones de esta jóven división deportiva, ubicada en Alzenau, Alemania, que busca apuntalar el crecimiento de la marca coreana.
“Nuestros usuarios valoran la evolución que Hyundai ha tenido en materia de calidad y de diseño. Eso está comprobado. Pero sabemos que tenemos que mejorar el fun to drive (la diversión al manejar) y los autos con performance deportiva”, explicó Stefan Henrich, director de marketing de Hyundai Motorsport. Y es una de las grandes razones para entender la decisión de la empresa coreana para competir en el Mundial de Rally. De hecho, allí se disputa fecha a fecha con otras marcas como Volkswagen, Citroën, Ford y, a partir de 2017, Toyota, todas rivales directas en el plano comercial.
Instalados en este pequeño pueblito alemán desde finales de 2012, la marca coreana empezó desde cero y ya el año pasado obtuvo su primera victoria. El triunfo se dio nada más ni nada menos que en el Rally de Alemania y postergó la coronación del equipo Volkswagen y el festejo en su casa.
Gyoo-Heon Choi, presidente de Hyundai Motorsport, reconoce que están “mejor de lo que esperábamos” y vaticinó que “con el auto del año que viene, que estamos desarrollando ahora, no puedo garantizar que vayamos a vencer a Volkswagen pero sí que vamos a ser muy competitivos”.
Pero esos resultados no solo podrían demostrar la capacidad técnica de Hyundai, sino que también deberían acompañar a aparición de sus modelos N (en honor al centro de desarrollo de Namyang, en Corea del Sur), que según su presidente “llegará pronto y competirá con el Golf GTi”. Para eso le “quitaron” un directivo a BMW Motorsport.

Córdoba es sinónimo de Rally Mundial

Siempre hay un argentino … Y la regla se cumple también en el Hyundai Motorsport. Es Matías Bustos, un cordobés que se sumó a finales del año pasado para trabajar con la suspensión delantera de los i20 WRC. Con pasado en autos de pista, Bustos asegura que para él es un mundo nuevo, “ya que, los recorridos de suspensión de un auto de rally son muy diferentes. Ni hablar de la exigencia, con impactos, cambios de superficie constantes y maltratos constantes”. También adelantó que para el auto de 2016 “se piensa en un concepto distinto y con materiales nuevos”.