El caso de los cuadernos avanza y la Unidad de Información Financiera (UIF), el organismo antilavado que depende del gobierno nacional y la Unidad de Información Financiera solicitó que sean indagadas 68 personas, entre ellas la ex presidente.

La investigación, a cargo del juez Claudio Bonadio, contra ex funcionarios y empresarios como Paolo Rocca (Techint), Marcelo Mindlin (SACDE) y Angelo Calcaterra. Acusados de lavado de lavado de dinero.

La UIF señala que: “En efecto, la hipótesis de lavado de activos que proponemos sea investigada en esta causa, se genera principalmente a partir de sostener que la organización ilícita conformada para sustraer los fondos públicos a partir de la concertación en las contrataciones perjudiciales, desde ab initio ideó los planes relacionados con el destino que le daría al dinero generado por los sobreprecios pagados por el Estado en la obra pública cartelizada. Es claro que el circuito o derrotero de esos pagos ilícitos -sobreprecios- deben ser investigados como hechos inescindibles del plan original de la asociación ilícita”. Para la UIF no solo hubo coimas, también se ingresó el dinero ilegal al circuito legal.

 

Imagen obtenida de Infobae.