Con Frames, Bose dice que está llevando la microacústica y el control de voz a un nuevo nivel. Es el sistema Bose más pequeño de la historia.

Cuando anunció su nueva plataforma de realidad aumentada (AR) con un conjunto de gafas prototipo AR en marzo, Bose dijo que pronto vendría una versión comercial del producto. Pues ya está aquí: las Bose Frames, son unas gafas de sol con microbocina y micrófonos integrados.

Con un peso similar al de unas gafas de sol típicas de 1.6 onzas (45 gramos), las Bose Frames vienen en dos estilos. Bose dice que pueden transmitir música e información, recibir y hacer llamadas, y acceder a asistentes virtuales “a la vez que mantienen en privado las listas de reproducción, el entretenimiento y las conversaciones”.

En el pasado, marcas como Oakley han salido con gafas de sol que tienen audio incorporado. Pero esos diseños han incorporado audífonos y no suenan tan bien. El paquete acústico de las Bose Frames se encuentra en cada uno de los brazos de las gafas. Para control táctil y de voz, un pequeño micrófono y un botón multifunción están incrustados en la sien derecha para potenciar y emparejar, Siri y Google Assistant, llamadas y comandos, o para pausar y omitir canciones.

Como era de esperar, las Bose Frames son compatibles con Bose AR y serán el primer producto comercial integrado con la plataforma de realidad aumentada de audio Bose. A diferencia de las plataformas de AR basadas en video, Bose AR ofrece retroalimentación de audio basada en la ubicación de tu GPS, usando un sensor de movimiento de cabeza de nueve ejes y el GPS de tu dispositivo iOS o Android.

La vida de la batería no es buena y Bose dice que en los niveles de audición promedio, duran hasta 3.5 horas para la reproducción y hasta 12 horas en espera, y se pueden recargar completamente en menos de 2 horas usando un cable incluido. Las gafas vienen en una cajita que incluye una funda protectora y un paño de limpieza.